Una de las especialidades de nuestro taller mecánico en Castellbisbal es la instalación de accesorios, tanto interiores como exteriores, en los vehículos. Pues uno de esos accesorios un tanto especiales que podemos colocar es la bola de remolque, es decir, unas piezas metálicas que se colocan en la parte trasera del vehículo que permiten remolcar portabicicletas, portaesquís, TowBox, portaequipajes, caravanas, remolques, portaperros, etc.

En Rociauto Bosch – Autoroan sabemos perfectamente la normativa y explicamos a los clientes que esta modificación del vehículo se considera de importancia y, por ende, debe seguir unos trámites legales concretos. Aunque se trate de un trabajo ciertamente sencillo que incluso algunos manitas podrían colocar sin problemas en sus propios vehículos, la normativa especifica que su instalación debe acompañarse de un certificado del taller instalador, la homologación del enganche y un informe de conformidad del concesionario del vehículo.

Y estos requisitos se deben a que, después de la colocación de la bola del remolque en el taller mecánico en Castellbisbal, se tienen diez días para pasar de nuevo la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para que dicha modificación se incluya en la ficha técnica del vehículo. Hay que tener en cuenta que una colocación irregular del sistema podría dificultar la lectura y visibilidad de la matrícula, así como resultar peligroso este elemento en caso de accidente con una moto.

No obstante, hay dos tipos básicos de enganche para el remolque: unos que tienen una estructura fija que no se puede desmontar y otros que disponen de una parte fija y otra móvil, aunque ambos dan buenos resultados y no hay grandes diferencias entre ellos.